Nuestros niños ya son dulces, no necesitan azúcar en exceso.

Por Silvia Araya/


Los humanos somos un mamífero más y como tal, necesitamos un aporte constante de glucosa (un tipo de azúcar) para funcionar. Este compuesto es el principal combustible que entrega energía a las células del organismo; que por cierto tenemos millones!


La glucosa, mediante un proceso que se denomina oxidación catabólica, se transforma en moléculas más pequeñas y simples y al hacer esto, boooom!! libera una importante cantidad de energía que es utilizada para llevar a cabo el conjunto de reacciones químicas y fisiológicas que se dan en todas las células vivas del organismo, dando origen al famoso metabolismo.


En otros artículos ya les hemos contado que el 20% de la energía total de la glucosa que fabrica el organismo, la consume el cerebro. Cuando las personas no se alimentan bien, las neuronas nos lo hacen saber por medio de variados síntomas desde ansiedad, temblores, visión borrosa, temblores, fatiga entre otros, nada agradables y así arreglar esto por medio del consumo de alimentos.

¿Y en cuáles alimentos está la glucosa?

Todos los alimentos que ingerimos se transforman en mayor o menor cantidad en glucosa, es decir, en energía para el organismo. En especial, el tipo de alimentos de más fácil reconversión es el grupo de los carbohidratos que incluyen los cereales (arroz, trigo en fideos, pan y galletas, quínoa, cuscús, avena, centeno etc), tubérculos (papas, camote), legumbres (porotos de todo color, soya, garbanzos, habas etc), productos lácteos (yogur, quesos, leche etc), frutas y verduras. Además, a los productos procesados les agregan diferentes tipos de azúcar: azúcar de mesa (sacarosa), jarabe de maíz alto en fructosa, miel, maltodextrina ETC (en mayúsculas porque se sorprenderían de la cantidad de azúcares que existen para agregar a los alimentos que se elaboran en fábricas).


Aunque necesitamos glucosa para sobrevivir, no es necesario comer azúcar ni alimentos que la incluyan para que el organismo cuente con la cantidad necesaria para su adecuado funcionamiento y esto cuenta para los niños. Por azúcar, nos referimos al azúcar de mesa común (blanca) o rubia, miel de todo tipo, agave o maple. Hay que tener ojo con estas alternativas naturales que están muy de moda, porque aunque sean naturales, entregan la misma cantidad de gramos de carbohidratos que el azúcar tradicional, entonces hay que tener cuidado con la cantidad utilizada y la frecuencia de utilización. Una cosa es hacer quequitos con un poquito de miel, y otra muy distinta, es utilizarla para endulzar los tés de todo el día y agregarla al pan, cereales etc.


¿Y qué pasa con nuestros dulces niños?

Es inevitable que los niños coman azúcar (aunque uno no quiera, siempre habrán momentos donde comerán) y no es necesario ser tan bruj@ y eliminarla al 100% y vivir estresad@ por intentar lograr esto, PERO debemos de tener consciencia sobre la cantidad que les damos, es nuestra responsabilidad enseñarles que hay que comer poquito azúcar y establecer límites.


El consumo DIARIO de azúcar de un niño bien alimentado podría ser cero, o sea no es necesaria, porque como ya les contamos, obtienen la glucosa de los diferentes carbohidratos que comen durante el día, pero la recomendación establecida en Chile para niños sanos y sin sobrepeso es 40g diarios (8 cucharaditas de té). En niños el consumo excesivo de azúcar puede generar diferentes enfermedades como obesidad, hipertensión, triglicéridos altos y no queremos eso para nuestras dulzuras.


La mejor estrategia para evitar el consumo en exceso, es consumir pocos productos procesados, nos referimos a barritas de cereal, queques, brownies, galletas, cereales de caja, jugos de fruta, bebidas, alfajores y cambiarlos por frutas, sandwiches con diferentes rellenos, yogur con poco azúcar, quequitos, barritas o galletas hechas en casa con poco azúcar (poco azúcar se refiere a lo mínimo requerido para entregar dulzor, por ejemplo en un queque utilizar 1/3 - ½ taza máximo) o escoger recetas que utilizan frutas para endulzar, como el plátano por ejemplo y sin añadir azúcar extra.

Te compartimos una receta de un queque delicioso, sin azúcar y fácil de hacer. Se puede usar inclusive al desayuno o como colación.


Queque de plátano-coco sin azúcar.



Ingredientes

-2 huevos

-1 taza de avena (instantánea, integral o tradicional)

-2 cdtas de cacao amargo en polvo

-2 plátanos medianos

-½ taza de coco rallado

-Rebanadas de kiwi o frutilla para decorar


Preparación

-Precalentar el horno a 180 grados.

-Mezclar todos los ingredientes en un procesador

-Verter un molde pequeño (si no es de silicona, engrasar)

-Se puede decorar con alguna fruta como rebanadas de kiwi o frutilla y "espolvorear" coco rallado.

-Hornear al menos 30 minutos (bajar la temperatura a 150 grados)

-Estarlo revisando para que no se queme! Estará listo cuando al meter un cuchillo salga limpio.

www.lainvitacionnutricion.cl  I © 2017    Juan Enrique Concha 495, Ñuñoa. Santiago de Chile / Servicio a domicilio 

             info@lainvitacionnutricion.cl           9.9909.0855 / 9.7302.4258             

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle