4 elementos clave para aumentar tu bienestar

Actualizado: 26 de sep de 2018

Por Silvia Araya




En el último tiempo, hemos notado como las personas buscan estar mejor y sentirse mejor por medio de lo que comen. Aunque lo estético sigue ocupando un lugar importante en las prioridades de algunos, la búsqueda del bienestar se siente más presente y se nota como la educación en temas de salud ha aumentado y las personas empiezan a comprender que lo importante es que “la máquina” esté funcionando bien en vez de hacerla sufrir para lograr objetivos sin sentido. Esto da mucha satisfacción a quienes trabajamos para brindar una mejor calidad de vida a todos aquellos que nos visitan.


El lado negativo, es que algunos se quieren aprovechar vendiendo todo tipo de “cosas superpoderosas” desde súper alimentos, suplementos, jugos, leches, etc que prometen efectos maravillosos pero que realmente no son necesarios para mantener una alimentación saludable (y menos para todas las personas), pero que sí generan un aumento importante en el gasto del ítem alimentación.

Hoy queremos compartir los 4 elementos que consideramos que debes tratar de mantener en orden. Tenemos claro que no es fácil dominarlos todos a la perfección y menos al mismo tiempo, pero creemos que, al conocerlos, podemos contribuir a mejorar tu salud y poco a poco irte perfeccionando en cada uno.


1. Alimentación:

Lo primero que te queremos recomendar es que NO cuentes calorías. Deja de lado las aplicaciones que tienes para esto y no le prestes tanta atención a las calorías por porción que ofrece un determinado producto, en vez de eso, enfócate en adquirir alimentos naturales-no procesados o sea aquellos que para ser consumidos necesitan de algún paso extra como cocción, pelado, horneado, hervor entre otros. Ejemplo de esto son las verduras y frutas, diferentes tipos de arroz, quínoa, papas, legumbres, huevos, frutos secos, diversos tipos de proteína según sea tu caso y necesidad.

Si vas a comprar un alimento listo para ser consumido revisa la lista de ingredientes, es ahí donde nos podemos dar cuenta de qué le estamos metiendo a nuestro organismo. Si al observar la lista de ingredientes, la notas demasiado larga o sientes que las palabras están escritas en chino mandarín, deja de consumir ese producto, porque lo que estás consumiendo es sumamente procesado y estos alimentos son bastante pobres nutricionalmente hablando, trata de disminuir el consumo excesivo de cosas de paquete como tallarines, purés de cajas, sopas de sobre, galletas, panes envasados etc.


2. Hidratación:

Sin agua no funcionamos bien. El agua cumple con muchas funciones y eso es súper conocido por todos, pero implementarlo a veces cuesta. No es necesario que tomes únicamente agua sin sabor, empieza a probar diferentes tipos de tés, aguas de hierbas, aguas con sabor hechas en casa hasta que te encuentres con el líquido que más te gusta y apetece. Por supuesto que el consumo de líquido varía según la estación, pero tanto en invierno como en verano es necesario integrarla al día a día. Si quieres saber cuanto debes de consumir, una manera sencilla de hacerlo es dividir tu peso por 7. Por ejemplo si pesas 60kg, deberías de consumir 8,5 vasos diarios. Si eres adicto a las bebidas puedes proponerte empezar a disminuirla poco a poco, pero para hacer esto, busca un reemplazo como una limonada o alguna agua saborizada que te apetezca y así será más fácil.



3. Movimiento:

El ejercicio es vital para mantener la salud de los humanos, nos relaja, nos fortalece, nos hacer sentir felices, también son más que conocidos los efectos positivos del ejercicio, pero al igual que el agua, cuesta ponerlo en práctica. Nuestra recomendación: empieza lo antes posible. La recomendación mínima es realizarlo 3 días a la semana, sesiones de al menos 30 minutos. Ahora hay muchas opciones para realizar ejercicio en casa si sientes que no te alcanza el tiempo para ir a alguna clase. Aunque lo hagas en casa define que día vas a hacer ejercicio, la semana antes, esta planificación es importante porque si no el auto-boicot será inminente. Siempre habrá una excusa para no hacer ejercicio.






4. Motivación/inspiración:

Este elemento es más abstracto, pero muy importante, tiene que ver con tu voluntad y motivación para llevar acciones a cabo. Al terminar de leer esto, te sugerimos pensar en un plan sobre como podrías ir mejorando cada elemento de los que te contamos. Trata de establecer fechas para sentir que tienes que cumplir con una meta en determinado periodo de tiempo.






Recuerda que eres únic@ y capaz de estar lo mejor posible.




www.lainvitacionnutricion.cl  I © 2017    Juan Enrique Concha 495, Ñuñoa. Santiago de Chile / Servicio a domicilio 

             info@lainvitacionnutricion.cl           9.9909.0855 / 9.7302.4258             

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle